“Chaka fue muy motivador para atreverme a innovaren el aula”

por | Dic 6, 2022 | Auncios, Reseñas | 0 Comentarios

Félix Neira es profesor de Matemática en el Colegio Leonardo Da Vinci desde abril de 2016. En el medio, cursó una Maestría en Ciencias Ópticas en México, y en 2019 retomó las clases en el establecimiento. Aunque es profesor también de Física, cuenta que siempre lo contratan para enseñar Matemática.

¿Cómo te has adaptado al tema de la pandemia y a la tecnología?

Pasar a relacionarse con los estudiantes a través de una forma virtual con todas las dificultades que los alumnos tienen para conectarse, es complicado. En el colegio, el encargado de enlaces fue bastante rápido en actuar. Si el 15 de marzo del 2020 estaba la pandemia declarada, la primera semana de abril ya estábamos con Classroom funcionando. A los profesores también se nos dio un trato cercano sobre todo a través redes sociales, y se nos capacitó para las tecnologías que fueran necesarias. Creo que no hay profesor que no haya innovado en algo, y esto nos dio la oportunidad de atrevernos a hacer eso que no estábamos haciendo, como el uso de pizarras virtuales, ruletas de selección, quiz en tiempo real; ya sea Kahoot, Quizizz, diversificar evaluaciones con Google Forms. Y así como nos tocó aprender a nosotros también nos tocó enseñarles a los alumnos. Si bien pensábamos que los nativos digitales se relacionan más fácil con la tecnología, vimos que no es tan así, una cosa son las tecnologías y otras son las redes sociales.

¿Tus clases son bastante innovadoras, ¿puedes contarnos alguna de las experiencias que te parezca significativa y cómo respondieron tus alumnos?

Estábamos viendo con primero medio el tema de área y volumen del cono. Entonces conseguí cachitos chilenos con las respectivas medidas de seguridad por el Covid, y con esos cachitos y reglas, ellos midieron las distancias que eran necesarias para calcular área y volumen. Entonces no solamente se quedaron en la parte matemática, sino que pudieron razonar y ahí está el aprendizaje, que identificaran el área y el volumen. Algo que parece tan cotidiano y doméstico, como un dulce que uno compra en la panadería o en la dulcería de la esquina, pasa a ser un material para resolver un problema matemático, para estudiarlo, para profundizarlo. Esa actividad salió muy bien y tuvo el resultado esperado. Todavía les cuesta dividir, les cuesta multiplicar, les cuesta esa parte aritmética, pero en el sentido de la actividad y en el sentido de lo que podría representar un cuerpo geométrico sí se logró aprendizaje, que al final es lo que buscamos. Chaka con el tema de la actividad auténtica fue un gatillante, un motivador para atreverme a hacer esto.

¿En qué otros casos aplicaste estrategias de Chaka?

De partida, desde la planificación he estado aplicando esas cosas, porque antes mi planificación era un poco más plana, sin tanta profundización. Ahora no ha cambiado mucho en ese sentido, pero las preguntas están un poco mejor dirigidas. Esa reflexión de “realmente esta pregunta es metacognitiva o no”, de verdad es bastante buena.

¿Qué actividades puedes mencionar que generaron un impacto motivacional en los estudiantes?

La de los stickers, que de hecho tengo que terminar hoy fue con la parte de retroalimentación. La actividad fue en dos partes: un día hicieron unos ejercicios de calcular probabilidades, se les pasó un mazo de cartas y se les preguntó ¿cuál es la probabilidad de que salga tal cosa o tal otra? Y así fueron calculando. La clase de retroalimentación de esta actividad consistió en que los estudiantes ya tenían revisada la guía, con nota y con los stickers, eran seis stickers que representaban distintos eventos.

¿Ellos ya sabían qué representaba específicamente cada uno? ¿Había un acuerdo?

Primero tenía mi lógica, lo fui discutiendo también con otros colegas. En la primera parte, los estudiantes no sabían qué representaban los stickers. Durante la retroalimentación, antes de entregarles la guía de traEntrevista a Félix Neira, profesor de Matemática Colegio Leonardo Da Vinci bajo revisada, fuimos viendo el significado de cada sticker. Luego, hicimos unos ejercicios en la pizarra aparte de los que eran de la guía, pero sobre el mismo tema, para que les sirvieran para refrescar y ejemplificar.

¿Cuál fue su ánimo en la recepción de esta retroalimentación?

Les llamó la atención. De hecho, fue llamativo, fue impactante para ellos, les dio un poco de risa, que siempre es bueno tener un poco de risa en la clase. También les dio ánimo. La forma de afrontar el error es diferente, la disposición con que lo afrontan es diferente y el resultado también.

¿Qué herramientas del Programa Chaka te han resultado más útiles o has podido implementar con mayor facilidad y con mejores resultados?

Las preguntas metacognitivas sirven mucho y también la ayuda al momento de planificar las actividades. Nos ayuda bastante el tema de la retroalimentación, el definir cosas que a veces damos por sentadas, que tenemos en nuestra práctica docente que no nos damos cuenta, y que es bueno resaltar. Con respecto a lo que no resultó, creo que a veces algunas actividades se vuelven demasiado extensas o queremos hacer más de lo que el tiempo nos da.

¿Qué es lo que consideras más relevante del año pasado según tu experiencia?

La flexibilidad que nos produjo la misma pandemia o que nos ha dado tanto Chaka como el colegio en algunas actividades, son las que permiten hacer este tipo de actividades. O sea, he hecho más actividades, me siento más cómodo cuando nos dan más flexibilidad. A veces el tema del currículum priorizado me ha ayudado bastante. Así que yo creo que con la flexibilidad y con el apoyo adecuado salen grandes actividades.

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.