“Con la planificación invertida puedo pensar cuáles el producto que quiero lograr con mis estudiantes, y trabajar clase a clase paraconcretarlo”

por | May 3, 2022 | Auncios, Reseñas | 0 Comentarios

Nicolás Véliz es docente de Lenguaje en el Colegio Miramar desde marzo de 2021. Recién egresado, cuenta que tuvo que “desaprender muchas cosas”. Señala que
“todo ha sido una nebulosa constante de aprendizaje nuevo y tuvimos que ir deconstruyendo la educación, darnos cuenta de que no es tan necesaria la figura del
profesor que esté ahí monitoreando cada instante, sino que hay que confiar más en la autonomía de los niños”. Agradece además la gestión del colegio “que se ha preocupado constantemente de los estudiantes para que vuelvan a la presencialidad”.

¿Qué plataformas o herramientas tecnológicas usan?

Usamos principalmente la aplicación de Appoderado para todo lo destinado a lo administrativo y a la comunicación con los apoderados, sistema para subir notas,
registrar anotaciones, subir planificaciones. Para comunicarnos con los estudiantes utilizamos el muro de Classroom, en donde se dejan las guías, los trabajos,
ppt, instrucciones, información urgente; y a través de Meet las videollamadas. En mi caso personal utilizo mi Whatsapp, mi número personal, para comunicarme de
manera más expedita con colegas y estudiantes.

¿Puedes contar alguna experiencia de aula desarrollada en el marco de metodologías Chaka?

Primero quiero destacar que previo al programa Chaka yo ya tenía ciertos conocimientos acerca del Aprendizaje Basado en Proyectos, desafíos auténticos, planificación invertida y metacognición, pero el programa me ha ayudado para implementarlo con otra estructura de clases. Pero antes de que se nos instara a realizar uno de estos desafíos recuerdo haber implementado en el primer trimestre para el Día del Libro una actividad llamada perfiles literarios con primero medio y consistía en que los estudiantes seleccionaran una obra literaria que hubieran leído, o películas también. Entonces debían interpretar la visión de un personaje de estas películas o series, o libros, y se creaban un perfil en la red social Facebook o Instagram, y contaban su vida dentro de este mundo ficticio. Al final resultó una actividad muy linda, porque después pudimos comparar los diversos perfiles, hacer una retroalimentación orientada a qué tan profundo y qué tanto se profundizaba en los personajes, en su modo de pensar, en su desarrollo de la historia, y que también les permitía a los espectadores servir de resumen y de referencia para poder motivar a los otros a que lean, observen o vean cierta historia. Obviamente hay algunos estudiantes que no realizaron el trabajo, que no se involucraron, principalmente estudiantes online pese a las insistencias de que participaran, prendieran la cámara. De los 45 habrán sido unos 10.

¿Puedes contarme alguna anécdota que haya ocurrido con algún estudiante, positiva o negativa?

Dentro del Desafío Chaka, pedimos a los estudiantes crearan textos de los medios de comunicación. Escogían cualquier texto y escribían algo relacionado con sus experiencias reales. Me acuerdo que una estudiante había dicho que su vida no era interesante, que no pasaba nada y que por eso no tenía nada interesante que escribir. A través de la metacognición se formó un pequeño debate en la sala, y al parecer la niña logró captar que su realidad social era una temática interesante de abordar en una noticia o en una columna de opinión, incluso en una carta al director. Habíamos logrado el aprendizaje profundo. Hicimos todo el proceso de reflexión, se dio cuenta de que cualquier temática es interesante, pero al final dijo “no, no me gustó” y lo desechó.

¿Cómo son tus alumnos en la clase?

Están enfocados bastante en el aspecto tradicional de las clases. Algunos son los primeros que se motivan, pero a la gran mayoría le cuesta entender todavía. No hay mucha cultura metacognitiva, cuesta que los niños lleguen a las reflexiones profundas. Cuando son temáticas de su interés opinan bastante. Pero cuando uno
les pide que opinen sobre un tema que quizás no es de su interés, como por ejemplo en este caso el lenguaje inclusivo, ahí no generaban opinión. Creo que hay que
trabajar desde su motivación intrínseca.

¿Cómo te resultaron las herramientas de Chaka?

Me resulta útil en términos de planificación invertida haber pensado bien cuál es el producto que yo quiero lograr con ellos e ir clase a clase trabajando para poder lograr ese producto. Me resulta útil de repente la metacognición, también el planteo de desafíos auténticos, porque hay veces que los estudiantes se motivan, pero ahí flaquea de repente en los estudiantes que están online con los que no hay mucho control y no sabemos si están o no presentes en las clases. Y también me ha resultado útil la retroalimentación, porque nuevamente recordé cómo son las retroalimentaciones efectivas y las he empezado a poner en práctica ahora que les he solicitado a los niños que escriban sus propios textos. He implementado también el trabajo colaborativo pero debido a las circunstancias he tenido que flexibilizar. De hecho, he trabajado colaborativamente con la creación de los textos de los medios de comunicación, en la creación de microcuentos, en la creación de cómics y ahora en la creación de textos argumentativos. Hay alumnos y alumnas que deciden trabajar colaborativamente y lo hacen; hay personas que deciden trabajar colaborativamente y nunca se ponen de acuerdo, por lo tanto, los grupos se separan y hay conflictos dentro de los grupos; hay estudiantes que deciden arbitrariamente no trabajar colaborativamente, porque no quieren hacerlo junto a nadie; y hay otros que quieren hacerlo, pero no pueden por las circunstancias de la pandemia, o sea no tienen tiempo para juntarse. Hemos trabajado también con designación de roles, por ejemplo, en el trabajo de la creación de un texto de los medios de comunicación.

¿Alguna reflexión respecto a todo el proceso que te ha tocado vivir en el colegio?

Que siempre deberían articularse estos ciclos que hemos trabajado en Chaka, siempre debería ser algo colaborativo, siempre debería ser algo enfocado a la metacognición, a la retroalimentación o a la planificación invertida y al planteamiento de desafíos auténticos. Además, Chaka no debería ser solamente una isla parcelada de lenguaje y matemáticas, deberíamos empezar a incluir a los colegas de otras asignaturas, trabajar proyectos para que los niños no tengan que hacer diez proyectos para las diez asignaturas, sino que un proyecto cada tres asignaturas, articular lenguaje-historiaciencias.

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.