¿Cuál ha sido el impacto de la COVID-19? ¿Cómo diseñar un retorno seguro a clases?

por | Ago 13, 2020 | Auncios, Noticias | 0 Comentarios

El impacto de la COVID-19 es evidente en ámbitos como el social, económico y educativo. Ante las necesidades que se desprenden de este impacto, recogimos distintos análisis, proyecciones y recomendaciones que realizaron instituciones especializadas y expertos en educación. De esta manera, reconocer el desafío diario del confinamiento para estudiantes y docentes, y al mismo tiempo, pensar y proyectar el retorno a clases. 

Para Andreas Schleicher, director de Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y máximo responsable del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de este organismo (PISA por sus siglas en inglés), lo más negativo del coronavirus es no contar por un tiempo indeterminado con la principal herramienta niveladora social existente, la escuela. En consecuencia, esta situación puede que “genere la mayor disrupción en oportunidades educativas a nivel mundial en una generación”. En cuanto a la brecha en los aprendizajes que se prevé, señala que el ambiente de las aulas será más diverso que cualquier otro año, por las distintas realidades de los y las estudiantes, como el acceso a la tecnología, la falta de espacios físicos adecuados para estudiar y los apoyos irregulares que pueden ofrecer las familias. Al respecto, Schleicher es tajante en indicar que la solución no está en la repetición de curso: “Creo que hacer que la gente joven repita curso es probablemente la peor solución, porque además de perder un año, se les va a estigmatizar. Los sistemas educativos deben encontrar la forma de redoblar sus esfuerzos y analizar cómo pueden los alumnos con menos recursos seguir aprendiendo en casa”.

Ver entrevista completa aquí.

https://elpais.com/sociedad/2020-04-22/los-docentes-deberan-cambiar-su-forma-de-ensenar-en-septiembre.html

 

¿Cómo podemos planificar el retorno a clases? 

Fernando M. Reimers y Schleicher (2020) afirman que «la colaboración será esencial, todos deberán intensificar, salir de la zona de confort, para hacer el trabajo de educar a los estudiantes». Los autores hacen esta afirmación en el marco de un informe con los resultados de una encuesta rápida aplicada a 330 personas que representan a 98 países. 

En este documento, para dar una respuesta positiva a la pandemia, recomiendan trabajar con la siguiente lista de verificación:

  • Establecer un grupo de trabajo o comité directivo que tendrá la responsabilidad de desarrollar e implementar la respuesta educativa a la pandemia COVID-19.
  • Definir los principios que guiarán la estrategia. Por ejemplo, proteger la salud de los y las estudiantes y el personal, garantizar el aprendizaje académico y proporcionar apoyo emocional a estudiantes y a docentes. 
  • Establecer mecanismos de coordinación con las autoridades de salud pública para que las acciones educativas estén sincronizadas y ayuden a avanzar en las metas y estrategias de salud pública.
  • Priorizar los objetivos del plan de estudios.
  • Identificar la viabilidad de las opciones para recuperar el tiempo de aprendizaje una vez que finaliza el período de distanciamiento social.
  • Definir claramente los roles y las expectativas de maestros y maestras para dirigir y apoyar de manera efectiva el aprendizaje de los y las estudiantes.
  • Crear un sitio web para comunicarse con maestros, maestras, estudiantes, padres y madres.
  • Si una estrategia de educación en línea no es factible, desarrollar medios alternativos de entrega.
  • Asegurar el apoyo adecuado para los y las estudiantes y las familias más vulnerables.

Encuentra aquí el resumen del informe en inglés aquí 

http://ciae.uchile.cl/index.php?page=view_noticias&langSite=es&id=1829

Explora aquí la versión completa del informe en inglés.

https://read.oecd-ilibrary.org/view/?ref=133_133390-1rtuknc0hi&title=Schooling-disrupted-schooling-rethought-How-the-Covid-19-pandemic-is-changing-education

Unicef levantó una alerta por el impacto global que la COVID-19 ha ocasionado frente a la necesidad de interrumpir los servicios educativos. Esta situación sin precedentes ha afectado a más del 90% de la población mundial de estudiantes, lo que equivale a 1540 millones de niños y niñas . El cierre de las escuelas tiene profundas repercusiones socioeconómicas en las comunidades y la sociedad. También perjudica a los sistemas de apoyo habituales de niños, niñas y jóvenes, lo que les deja más vulnerables a enfermedades y otros riesgos. 

El desafío de los gobiernos que se preparan para volver a las escuelas y otros centros de aprendizaje consiste en minimizar el riesgo de transmisión del virus dentro de los espacios educativos. Al mismo tiempo,  lograr abordar las desigualdades en el aprendizaje. Bajo esta mirada, Unicef preparó la guía Retorno seguro a la escuela. Esta guía tiene como objetivo orientar a directores, directoras y comité escolar en acciones prioritarias. La publicación está dividida en dos secciones:  la primera, está orientada a las entidades sociales que tienen incidencia en la protección a la infancia. La segunda sección contiene una lista de verificación para el retorno a clases, dirigida a directores, directoras, supervisores y supervisoras.

Encuentra el documento completo aquí.

https://en.unesco.org/sites/default/files/safe-back-to-school-guide-spanish-16.6.2020.pdf

 

 

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.