“La retroalimentación de los especialistas de Chaka se vio reflejada en los resultados de los alumnos”

por | Feb 22, 2022 | Auncios, Sin categoría | 0 Comentarios

María Cristina Vera es fundadora y Jefa UTP del Colegio Miramar. Trabaja en el establecimiento desde 2005. Es profesora de Educación General Básica, y en esta entrevista nos cuenta el camino exitoso de este proyecto educativo, y el cambio de paradigma que supuso la implementación del modelo Chaka.

¿Cómo son los jóvenes que asisten al Colegio Miramar?

Ellos tienen una visión de futuro diferente, que nosotros les hemos entregado. Esto es porque la oportunidad está disponible para todos.

Y dentro de esa composición, ¿hay migrantes, hay etnias?

No tanto. Este año habrá un 2% de alumnos migrantes que egresan de cuarto medio. Cuando llegan alumnos migrantes se los acoge con mucho cariño y ellos se sienten muy integrados porque hay mucha ayuda y apoyo de parte de los equipos multidisciplinarios. La misma institución les entrega todos los elementos para que puedan tener un buen año escolar. Después de que se matriculan, se les entrega su buzo, sus cuadernos, y materiales de estudio, y ellos se sienten maravillados.

Qué bonito, qué orgullo.

Los sostenedores les entregaron a todos los alumnos una Tablet; y tenemos mucha tecnología, pizarras gigantes en las salas. Los sostenedores siempre están pensando en ellos y quien tiene el gran liderazgo es el director, don Eduardo Carlevarino. Hace un año salimos nombrados Colegio Bicentenario, instancia en que nos visitó el ministro de Educación y después, cuando vino el Subsecretario de Educación a Arica, nos solicitaron a nosotros recibirlos.

Este proyecto tiene muchas historias de éxito en su camino

Muchas, cuando comencé como profesora de aula, junto a un colega que estaba recién iniciando su carrera profesional en tercero básico, decidimos luchar por sacar
un buen resultado SIMCE y lo logramos y tuvimos la excelencia pedagógica. Entonces ahora ganar y ser colegio Bicentenario de Excelencia es otro éxito y otro triunfo y
así hemos ido dando grandes pasos. Nosotros comenzamos con casi 1000 alumnos, que era algo inesperado, y ahora tenemos más de 1700 alumnos.

¿Cómo ha sido este año?

En realidad fue como vivir otra realidad, el año pasado cuando de la noche a la mañana dijeron todos se tienen que ir a su casa y cerrar el colegio, no hallábamos cómo
comenzar a trabajar con nuestros alumnos, hicimos muchas cosas buscando su apoyo hasta que logramos encontrar la forma de trabajar. Todo era nuevo y teníamos que adaptarnos a esta forma de trabajo y paralelamente, hacer un trabajo crítico, una reflexión para que fuera enriquecedor para nuestros alumnos. Sin embargo, este año el director dijo que íbamos a trabajar todos en forma presencial, y así fue.

¿Trabajan con semanas intermedias, grupos intermedios?

No, tenemos clases todos los días y nuestros alumnos tienen turnos, ellos van en forma presencial semana de por medio.

La semana que los alumnos no van a clases, ¿participan de forma remota?.

Se conectan.

Entonces las clases híbridas que realizan, tienen simultáneamente la experiencia de la clase virtual y la clase presencial, en el fondo.

Todos los días con todos los alumnos.

Es interesante porque de esta manera no se pierde el vínculo.

En nuestra organización hemos seguido realizando exactamente lo mismo, el horario, el leccionario, pero ahora lo tenemos todo virtual. En el caso de los alumnos que están con déficit, hacemos una excepción, se le pide al apoderado autorización para el trabajo presencial, y así hemos ido logrando, lectores de niños que no eran lectores. El proceso de la lectura es un proceso que lo realiza el docente, el hogar no lo puede realizar, porque es un proceso complejo. Cada alumno es rico con lo que trae y nosotros debemos fomentar eso. El otro día, un ex alumno me mandó un video, le estaban dando el resultado como futuro Ingeniero Civil Industrial, y me escribió dándome las gracias. Me dijo: “esto es gracias a usted”. Yo siempre los incentivé señalando que todos podemos; si ellos quieren, pueden.

Mirando el colegio desde el Programa Chaka, ¿de qué manera sientes que los talleres que se han realizado para los equipos directivos, como los de liderazgo distribuido, retroalimentación directiva o el diálogo reflexivo, han permeado lo que ustedes realizan?

Para mí todo lo que Chaka nos ha entregado de alguna manera lo llevamos a cabo. Tanto los talleres como las reuniones de apoyo que tienen los especialistas de Chaka con los equipos directivos del colegio han sido interesantes. Incluso la última reunión en la que hicimos análisis de observación de clases, nos dejó sugerencias que tomamos. También hemos llevado a cabo las caminatas pedagógicas con la encargada de la Educación Parvularia, y otras áreas. Con los coordinadores técnicos hemos salido a caminatas pedagógicas que han sido muy productivas. Yo fui implementando lo que ustedes nos han entregado tanto en los talleres como en las reuniones de apoyo directivo y todo ha sido un aprendizaje. Para nosotros lo que nos ha entregado Chaka ha sido mucho y lo hemos integrado a nuestro trabajo. Lo que nos falta, y que nos ha costado, es la planificación invertida.

Es que es un cambio de lógica.

Para mí no era desconocido porque yo vengo de un colegio en Santiago en el que nos exigían ese tipo de trabajo: presentábamos nuestra evaluación y nuestra planificación. El hacer un cambio de paradigma en los colegas es a veces más complejo, pero cuando explicaba de qué se trataba, entonces ellos hacían el click. Fue beneficioso haber sabido llevar y entregar toda esta información que nos entrega Chaka y multiplicar esta información hacia los colegas. Algunos fueron reticentes, excepto el departamento de Ciencias que se enganchó y empezó a ver resultados.

Los componentes Chaka entonces están irradiando a otras asignaturas y a otros niveles de los que exige el programa.

Lo que sucede es que nosotros nunca dejamos el proyecto Chaka solamente para los cursos de lenguaje y matemática. Como colegio trabajamos en pos de lo que
hace Chaka desde la Educación Parvularia hasta Cuarto Medio o sea si estamos trabajando con ustedes, lo hacemos en pos de todo el colegio, y es muy enriquecedor.

Desde tu perspectiva como Jefa de UTP, ¿qué cambios has visto en el aula al observar a tus profesores o cómo has visto que han evolucionado los profesores en relación a las acciones?

El cambio ha sido positivo, particularmente el apoyo de los coordinadores de Chaka ha sido excelente. En realidad han acompañado a los colegas en el aula y la retroalimentación que realizan ha servido enormemente, lo que se ha visto reflejado en los resultados con los alumnos. Nos enseñaron, por ejemplo, a analizar una evaluación para sacarle provecho. A veces el alumno se saca la nota y ahí queda la evaluación, en cambio al analizar la pregunta más débil para poder retroalimentar después en las siguientes clases eso ha servido un montón, por lo que hemos mejorado en los resultados en lenguaje y matemática principalmente, y como esto se proyecta y se abre para todos, también lo hemos visto en las otras áreas.

Cuando te refieres a poner atención en las respuestas de los alumnos en las evaluaciones y, a partir de esa constatación, ver cómo retroalimentar en la clase siguiente, es hacer análisis sobre la práctica ¿no es cierto?

Nosotros lo hacemos en reuniones de departamento que tenemos los miércoles donde se presentan los resultados. Se hace análisis cruzado, los mismos docentes
empiezan a compartir experiencias: “¿y cómo lo hiciste? ¿Cómo lo enfrentaste?” Y así vamos ajustando lo que hay que hacer, entonces en la nueva evaluación los niños
van avanzando.

Desde tu perspectiva, en una frase, ¿qué es lo que consideras más relevante de la experiencia realizada con Chaka, ya sea lo que ocurre en el aula o como sistema
en el establecimiento? ¿Qué es lo que destacas más?

Chaka ha enriquecido mi labor profesional para dar un mejor apoyo a los colegas dentro del aula y los talleres, principalmente los talleres de apoyo a nosotros [los directivos] que tampoco pensé que iba a haber. El apoyo de Chaka ha sido fundamental para enriquecer mi práctica y apoyar a mis colegas y, en definitiva, lograr mejores aprendizajes para nuestro colegio.

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.