Programa Chaka realizó taller con docentes sobre Retroalimentación formativa y diálogo

por | Ago 15, 2022 | Reseñas | 0 Comentarios

El Programa Chaka, implementado por SUMMA, el Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe, en alianza con la Fundación Luksic, en la región chilena de Arica, llevó a cabo la tercera sesión del ciclo formativo 3 de Retroalimentación formativa y diálogo.

Mauricio Farías, Director de Transformación Escolar de SUMMA, dio la bienvenida al espacio, destinado a docentes de Lenguaje y Matemática de los cinco liceos que colaboran con el programa. “La idea de esta sesión es profundizar y seguir reflexionando sobre cómo avanzamos. La evidencia indica que la retroalimentación funciona y lo importante de estas instancias es seguir perfeccionándonos, salir de nuestra zona de confort para seguir mejorando y aprovechando estos espacios que sirven para intercambiar ideas, desafiarnos y mejorar nuestras prácticas”, señaló. 

A continuación, Elisa de Padua, Coordinadora de Mejoramiento Pedagógico de Chaka, mostró las 7 claves de la retroalimentación formativa, que son:

  • Debe basarse en criterios de logro.
  • Es diversa: puede ser oral o escrita; individual o grupal; entre pares; inmediata o diferida.
  • Es oportuna: debe llegar a tiempo para poder realizar mejoras.
  • Debe ser entendida como una oportunidad por las y los estudiantes. 
  • Debe ser clara, específica y entregada con un tono adecuado. 
  • Debe promocionar la autonomía y la motivación intrínseca. 
  • Debe ser un espacio de diálogo, confianza y afecto.

Betzabé Flores y Tania Espinoza, Coordinadoras de Gestión Pedagógica de las áreas de Lenguaje y Matemática, respectivamente, dieron una retroalimentación de las prácticas en el aula observadas en este ciclo, a lo que le siguió un espacio de taller en el que se reflexionó sobre las claves para retroalimentar de forma efectiva. 

“Retroalimentar oportunamente y de manera permanente, siempre conectando con los conocimientos previos, considerando aciertos y errores, y que los criterios sean claros y comprensibles”, propuso una docente del Liceo Agrícola Padre Francisco Napolitano.

Otra docente del Colegio Don Bosco, aportó algunas reflexiones sobre el tema del error. “En general a los profesores nos daba miedo el error, porque pensábamos que si un niño se había equivocado, no había prestado atención o algo habíamos hecho mal nosotros”, opinó. “Si no manejamos bien el error podemos generarle miedo al estudiante. Tenemos que hacerle sentir que fue un aporte, no un error, para que tenga ganas de seguir participando. El error sucede siempre dentro del aula y tenemos que saber gestionarlo”, añadió.

“Es importante enseñarles cómo evaluar de forma constructiva. La retroalimentación tiene que estar guiada siempre por un profesor. Y tenemos que incentivarla en todo momento, comprender que es un proceso transversal”, sostuvo por su parte una docente del Liceo Agrícola José Abelardo Núñez. 

Chaka, “puente” en la lengua aymara, es un programa de mejoramiento de la calidad y equidad educativa, que promueve el aprendizaje profundo y el desarrollo integral de estudiantes. Nace de la alianza estratégica entre Fundación Educacional Luksic y SUMMA, y se desarrolla en colaboración con cinco establecimientos técnico-profesionales de la región de Arica y Parinacota. 

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 3 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.